Descubra
Su Verdadera Edad
Antienvejecimiento
  • Artículo I
• Artículo II
• Artículo III
• Artículo IV
• Artículo V
• Artículo VI
• Artículo VII
• Artículo VIII
• Artículo IX
• Artículo X
• Artículo XI
• Artículo XII
• Artículo XIII
La Solución Natural
Elimine Arrugas
¿Esa Pastilla...
Súper Flaca
Quiero más Energía
¿Son mis Hormonas?
Súper Sexo
Tensión Arterial
Resistencia a la Insulina
Baja Serotonina
Kitakilos
 
 
 

Antienvejecimiento (X)

Usted está en tremendo problema. No se quiere infartar. Fue al médico y le dijo que está bien. Que su corazón está bien. Que su salud está bien. Que usted está bien. Pero leyó nuestro anterior y se enrolló. ¿Qué dice nuestro anterior? Que puede estar mal, aún y estando bien. Que ni su médico ni nadie, pueden saber con certeza si su corazón está bien. A menos, repito, que le practiquen un cateterismo cardíaco o una tomografía de 64 cortes. ¿La prueba de esfuerzo? No sirve. ¿El ecosonograma? No sirve. ¿El electrocardiograma? Tampoco sirve. ¿Por qué no sirven? Porque usted quiere certeza. Y estos no dan certeza. Pueden resultar normales y usted caer muerto mañana. Porque ninguno evalúa el interior de sus arterias coronarias. Y aunque se deben hacer porque nos alertan cuando están alterados, pudieran salir bien, aún y usted estando mal. ¿Qué hacer entonces? Esa fue la pregunta de hace 15 días. ¿Debería ir al cardiólogo y solicitarle un cateterismo cardíaco? No. Esa es mi respuesta. Y también la del cardiólogo. A menos que tenga opresiones en el pecho cuando está en reposo o durmiendo, o en diferentes momentos del día (angina inestable). Entonces igual le practicarán las pruebas anteriores y tomarán la desición. Hay mucho que considerar. Y por razones de espacio, hoy no podemos decirlo todo. Pero igual consulte al cardiólogo. Segunda pregunta, ¿debería entonces solicitar una tomografía de 64 cortes? Depende. Mi respuesta rápida es tampoco. Es decir, no. O entonces preferiría el cateterismo. Porque usted no se quiere irradiar con una prueba que no es terapéutica, que de salir positiva, le obligaría a irradiarse nuevamente con la que si lo es, es decir, el cateterismo. Ahora permítame decírselo en español: No, porque de salir tapadas sus arterias igual tendría que hacerse el cateterismo para destaparlas (que también lo irradia. Es decir, doble irradiación). Qué hacer entonces. Esa es la pregunta. Es el dilema de su cardiólogo y ahora de usted. Yo lo voy a ayudar. La mejor prueba para averiguar si tiene o no tiene las arterias tapadas es… su genética. Su papá y mamá. Tíos y Tías. Familiares directos. Si se infartaron antes de los 60 y usted se parece a ellos,  adivine… ¡Bingo! Entonces… ¿hacer ejercicio y llevar una vida sana no influye? Alberto Salazar, nuestro invitado anterior y tricampeón del maratón de Nueva York, se hubiese infartado antes de no haber sido atleta. ¿Consultar al médico no es importante? Por amor a Dios, sólo él o ella le pueden identificar el problema cuando es posible. Así que por favor, consulte. Pero no siempre es posible. Así que no vuelva a decir “yo estoy bien porque me siento bien”. Consulte. Y en caso que lo quiera saber, el padre de Alberto tenía tres infartos para entonces. Así es con la enfermedad coronaria. En nuestro próximo, cómo no ahogarse cuando sea grande.  

Cuídese y hasta pronto,
Dr. Johnson.