Descubra
Su Verdadera Edad
Antienvejecimiento
La Solución Natural
Elimine Arrugas
¿Esa Pastilla...
Súper Flaca
Quiero más Energía
¿Son mis Hormonas?
  • Artículo I
• Artículo II
• Artículo III
• Artículo IV
• Artículo V
• Artículo VI
• Artículo VII
• Artículo VIII
Súper Sexo
Tensión Arterial
Resistencia a la Insulina
Baja Serotonina
Kitakilos
 
 
 

¿Soy yo o son mis Hormonas? (I)

Usted no sabe qué hacer. Ya ni sus familiares le paran porque creen que usted lo inventa o lo exagera todo. Como se hizo “los exámenes” y le salieron bien, usted terminó por creer que es el stress o el divorcio o los niños o el síndrome del nido vacío lo que la tiene así de agotada. Pues bien… suelte el libro de autoayuda. Usted no está loca. Usted tiene razón. “Algo” le ocurre que no es psicológico y que además de agotada, la tiene comiendo dulce y con un caucho en la cintura. ¿Qué es? (sabía que preguntaría). Sígame en esta y en las siete próximas entregas y le ayudaré a dar con la solución.  

Primera parte: La archiconocida Tiroides.
Mito: Usted no tiene problemas de tiroides porque siempre se hace los exámenes y siempre le salen bien.
Realidad: Los exámenes que usted siempre se hace son la T4 libre y la TSH, pero la T3 libre, la verdadera hormona tiroidea, nunca se la ha practicado (y la tiene por debajo de lo normal). La T3 libre “nace” de la T4 libre la cual al estar bien nos hace suponer que la T3 libre también lo está, razón por la que no se solicita la mayoría de las veces. Sin embargo, la conversión de T4 libre a T3 libre está disminuida en innumerables cantidad de situaciones. Si nunca se ha solicitado la T3 libre, vaya al laboratorio y solicítela. Consúltele al endocrino si le resulta alterada.

Mito: Usted no tiene problemas de tiroides porque su TSH, T4 libre y T3 libre están bien.
Realidad: A pesar de tener los valores bien, usted no se ha realizado los exámenes de sangre  anticuerpos Anti TPO y Anti Tiroglobulinas (los cuales tiene positivos).
Ambos son necesarios para descartar Tiroiditis de Hashimoto. Si usted tiene caída del cabello, piel reseca, frío fácil, cansancio y/o depresión, y además presenta estos anticuerpos positivos, debe ir al endocrino. Existen personas que a pesar de tener la hormona tiroidea bien, no les funciona por la resistencia que los anticuerpos producen a nivel de los receptores.

Mito: Su agotamiento debe ser otra cosa, porque usted tiene hipotiroidismo, pero se toma su tratamiento.
Realidad: Tal vez requiera aumentar la dosis. Repítase la TSH y (si… ya sé que sabe) consúltele a su endocrino. Existen pacientes con valores “normales” de TSH y T4 libre que al aumentarles la hormona superan los síntomas de fatiga y depresión que de otra manera no logran superar. Por esta razón los endocrinólogos modificaron (una vez más) en noviembre del 2004 los valores “normales” de la TSH.

Mito: Su agotamiento debe ser otra cosa porque usted se  toma el tratamiento, y su TSH es  inferior a  2 mU/ml.
Realidad: Usted tiene la T3 Libre por debajo de lo normal.
Practíquese el examen de T3 libre. La mayoría de las pastillas para corregir el hipotiroidismo contienen únicamente T4 libre (Levotiroxina sódica) y no T3 libre. Si esta aparece fuera de rango, aún y con una TSH normal, es probable que su endocrino le indique algún fármaco compuesto (con T4 y T3).

Mito: A usted le diagnosticaron hipotiroidismo, pero dejó el tratamiento porque se sentía peor, así que su problema no es de tiroides.
Realidad: Usted tiene el Cortisol (otra hormona) por debajo de lo normal. Practíquese el examen Cortisol libre en orina. Es probable que tenga valores bajos por agotamiento de las glándulas suprarrenales. Antes de instaurar tratamiento para corregir el hipotiroidismo, SIEMPRE se deben corregir los bajos niveles de cortisol, pues su ausencia aumenta la conversión de T4 libre a T3 libre pudiendo desencadenar una tormenta tiroidea. Si su cortisol le aparece bajo o cerca del límite inferior, consulte al… ya usted sabe. Muy bien. Me rindo. Su problema no es de tiroides. Sus valores de T3 libre, T4 libre, TSH y anticuerpos Anti TPO y Anti Tiroglobulinas son perfectos. No importa. En la próxima seguiremos buscando el por qué de su fatiga.

 
Cuídese y hasta pronto,
Dr. Johnson