Descubra
Su Verdadera Edad
Antienvejecimiento
La Solución Natural
  • Artículo I
• Artículo II
• Artículo III
• Artículo IV
• Artículo V
• Artículo VI
• Artículo VII
• Artículo VIII
Elimine Arrugas
¿Esa Pastilla...
Súper Flaca
Quiero más Energía
¿Son mis Hormonas?
Súper Sexo
Tensión Arterial
Resistencia a la Insulina
Baja Serotonina
Kitakilos
 
 
 

La Solución Natural (VII)
Lo que le Falta

Por favor tóquese. ¿Qué toca? Las moléculas que  forman su cuerpo, aminoácidos. Menos la Taurina, el único que es cien por ciento un mensajero: “Ánda y dile al tamborero que le dé más duro ahora, anda y dile al tamborero que le dé más duro ahora, que si acaso rompe la tambora yo le reg…”. Eso es, muévelo Taurina. Anda y dile a las arterias que no suban la tensión. Anda y dile a las células que no pierdan potasio y magnesio. Anda y dile al corazón que no se debilite. Anda y dile al organismo que no retenga líquido (créame, usted va a adorar este aminoácido). “Es que estoy hinchada porque me bajé una botella de vino y me tomé un antiinflamatorio y me la paso comiendo sal y todavía no me baja la regla y anoche llegué de la playa y me acabo de bajar del avión y estuve llorando toda la noche” ¿Y por qué lloraba? “Por amor”. Ahí no le sirve, pero para lo otro es excelente. Repaso: En nuestros anteriores vimos que algunos minerales y aminoácidos, ingeridos aisladamente, se comportan cual medicamentos. Hoy continuamos con la Taurina, un aminoácido que además de ser un diurético natural, conforma junto a la Arginina, a la Coenzima Q10, al Potasio y al Magnesio, un tratamiento de primera línea en aquellos con tensión arterial de leve a moderadamente elevada. Contrario a los demás aminoácidos, la Taurina no forma parte estructural del organismo. Por el contrario, funge de mensajero en las membranas celulares manteniendo el magnesio y el potasio en el interior de las células, y el exceso de sodio en el exterior. Es un diurético que no incide sobre los riñones (no estimula la pérdida de los más importantes minerales de la salud cardiovascular)  ni aumenta la recaptación del potasio al precio del bloqueo de la hormona masculina (si es médico me entiende. Y si no es médico también: tomar diuréticos de manera indiscriminada no es bueno. Si su médico se los indicó, no los suspenda. Pero si es usted quien magistralmente se automedica su “media pastillita diaria”, tómelo en cuenta. Sobretodo si sufre de calambres, taquicardias, fatiga, y resistencia a la insulina. Un comentario: Si retiene  líquido consulte a su médico y descarte (si es mujer entre 25 y 50 años) los bajos niveles de progesterona. De resultar deficiente, su endocrinólogo o ginecólogo le suplementará con progesterona bioidéntica en crema. Si por el contrario no tiene condición que justifique su “retención de líquido”, consúltele por la posibilidad de suplementarse con Taurina y de ejercítese diariamente (y si… de eliminar las harinas y los dulces de la dieta). Entonces no viaje en avión, ni coja sol, ni tome alcohol, ni suelte lágrimas… ¿Ha visto usted… a la roca que golpea la ola… reteniendo líquido alguna vez? De vuelta a la Taurina. Es imprescindible para la salud cardiovascular, y entre otras cosas se comporta como excelente antioxidante de la mácula y la retina, además de ser esencial para la producción de la bilis (en su presencia la bilis permanece líquida y se evitan las piedras en la vesícula), y de disminuir la posibilidad de broncoespasmos, y como si fuera poco aumenta la sensibilidad a la insulina (excelente alternativa en aquellos que no toleran la metformina). Pero no es esencial. Digo, su cuerpo la produce a partir de la Cisteina y la Metionina, dos aminoácidos que se consiguen fundamentalmente en la yema del huevo y en las carnes animales. Alimentos que se evitan en la convencional dieta baja en grasa. Irónico, ¿no le parece? “Comer sano” y tener bajos los niveles de Taurina. La terapia de reemplazo hormonal, la quimioterapia, y la falta de una buena flora intestinal evitan la producción de este aminoácido. En los lactantes es esencial, y la leche materna la contiene de manera abundante. No así la de vaca. Ahora bien, la Taurina podría estimular la secreción de los ácidos estomacales. Cuidado entonces si tiene úlceras o gastritis. Y nuevamente: No la ingiera sin consultar a su médico. ¿Dosis? Entre 2 y 4 gramos repartidos durante el día. Y si llora por amor, escriba poesía.  

Cuídese y hasta pronto,
Dr. Johnson