Descubra
Su Verdadera Edad
Antienvejecimiento
La Solución Natural
  • Artículo I
• Artículo II
• Artículo III
• Artículo IV
• Artículo V
• Artículo VI
• Artículo VII
• Artículo VIII
Elimine Arrugas
¿Esa Pastilla...
Súper Flaca
Quiero más Energía
¿Son mis Hormonas?
Súper Sexo
Tensión Arterial
Resistencia a la Insulina
Baja Serotonina
Kitakilos
 
 
 

La Solución Natural (V)
Lo que le Falta

Si leyó nuestro anterior sabrá que nació con un ecualizador en la cabeza: Le subimos un poco por aquí, le bajamos un poco por allá, y listo. Con vitaminas, minerales, y aminoácidos, podría vivir al máximo. Pero como ya usted los ha tomado y nada extraordinario le ha pasado, no lo cree. Sin embargo, es probable que a partir de ahora sea diferente. Sobre todo si sufre de uno de esos “tengo años así” que no ha podido resolver. Señoras y señores, bienvenidos al mundo de la medicina Ortomolecular. De pie por favor, que hoy recibiremos al mineral Magnesio. ¿Ha vuelto a tener Migrañas? “No, la verdad que no…”. ¿Y el insomnio? “Eso le quería decir, estoy feliz porque…” ¿Y su tensión arterial? “¡Perfecta!” ¿Y las taquicardias? “No sabe lo contenta que estoy…” Cuatro personas. No se conocen. Nunca se han visto. Jamás se verán. Y siempre, siempre, siempre, responden con la misma frase: “Es que no puedo creer que con sólo el Magnesio…”. Que con sólo no, les digo. Hay ocasiones, hoy las verá, en las que el Magnesio lo es todo o casi todo. Primer día: Dios creó el Calcio para contraer los músculos. Segundo día: Dios creó el Magnesio para relajarlos. Tercer día: Dios descansó. El calcio, responsable de la contracción, deja de ingresar a la célula cuando el magnesio lo bloquea en una danza perfecta que nunca se da en aquellos con migrañas, tensión muscular, insomnio, bruxismo, ansiedad, infartos, arritmias, tensión elevada, síndrome premenstrual, calcificación de los órganos, estreñimiento, ataques de pánico, asma (el magnesio disminuye la los espasmos bronquiales y la producción de histamina), y las convulsiones. Este mineral, responsable de unas 300 reacciones en el organismo, produce, almacena, transporta, y utiliza la energía junto a la Coenzima Q10 a nivel celular. Su uso en el tratamiento de los infartos, las arritmias, y las mujeres embarazadas con tensión alta es archiconocido por la medicina tradicional. ¿Por qué entonces lo reservamos para las  emergencias? Recientemente me emocioné cuando una paciente me comentó que su cardiólogo le había indicado magnesio para la tensión que tenía levemente elevada. ¡Wao! Felicitaciones a los dos. Contrario a otra que por dificultad para conciliar el sueño le indicaron Amitriptilina (un medicamento indicado para la depresión y que además engorda)  para que “durmiera más profundamente”. Cuando sus taquicardias esporádicas, su ansiedad, y su estreñimiento evidenciaban un claro síndrome de deficiencia de Magnesio. Y es que el magnesio también es un excelente inductor del sueño porque   aumenta la producción de serotonina (de ahí su efectivo valor como antidepresivo natural). Tercer ejemplo: ¿Quiere estreñirse? Tome Calcio. ¿Quiere evacuar? Tome Magnesio. Es la danza, ¿recuerda? (¿y recuerda el nombre de aquella leche que laxa?). Último: Existe una familia de medicamentos que se utilizan para regular la tensión arterial llamados bloqueadores de calcio. ¿Sabe por qué? Porque hacen lo mismo que el magnesio, sólo que con los efectos secundarios que este nunca produce. ¿Qué tal? Existe la opción natural y la ciencia crea un sustituto. ¿Entiende eso? Yo tampoco. Datos: 60% de la población es deficiente en magnesio (la  mayoría de quienes sufren del corazón son del 60%), el cual siempre se pierde con la ingesta de harinas y dulces, y el uso de diuréticos tiazídicos (utilizados muchas veces en pacientes que sufren del corazón. Otra vez, ¿entiende eso? Olvídelo. Hoy no hablaremos de dosis ni de casos hipotéticos. Lo haremos al terminar de ver todos los nutrientes que se usan en la medicina ortomolecular. Por ahora no haga nada sin su médico. Y si está junto a él, sepa que el magnesio está contraindicado en la insuficiencia renal, que en contadas ocasiones produce diarrea, y que aunque existen varias presentaciones, la que mejor funciona es el magnesium chelate. Un último comentario: si lo toma y su condición no desaparece, manténgase Sobre la Balanza. Mire que ahora es que faltan nutrientes que a veces son el complemento del magnesio. Por ejemplo el triptófano, nuestro próximo invitado.

Cuídese y hasta pronto,
Dr. Johnson